lunes, 28 de mayo de 2007

Navarra y las elecciones

Entiendo muchas cosas, sé que la política es un extraño juego en que los ciudadanos participamos muchas veces sin conocer las reglas. Pero no comprendo el resultado de Navarra, ese 25% de nacionalismo vasco.

!Traidores!, diría mi abuelo, navarro de múltiples generaciones. No llego yo a tanto, pero esos miles de personas, decenas de miles, ignoran la historia. Y lo que es peor, no saben que pueden destruir con su ignorancia y sus locos votos una de las sociedades más prósperas en favor de una quimera violenta que nunca existió mas que en la legenda de unos cretinos del siglo XIX, y en la enfermiza mente de unos políticos del XX-XXI ansiosos de poder.

2 comentarios:

El pobrecito hablador dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El pobrecito hablador dijo...

Esta noche he oído a Anasagasti prostituír la palabra democracia...
Yo sí comprendo el 25% de nacionalismo vasco. La técnica del lavado de cerebro se extiende como un cáncer. Han liberado al golem y pretender atarlo con un lazo rosa. Como creyeron hacer con el PNV, y se encontraron con las nueces del árbol. Después vendrán La Rioja, Burgos, Cantabria... Con las pistolas en la mano, pero democráticamente, ¡faltaría más! Porque aquellos que disintieron, protestaron y denunciaron la falta de libertades en Euskadi estarán amordazados, muertos o exiliados. Democráticamente, claro.

Es hora de plantarle cara a los nacionalismos y regionalismos, es hora de una verdadera democracia en la que un ciudadano tenga un voto, sea manchego, catalán o vasco. Mientras eso no suceda, la democracia seguirá secuestrada por argumentos ya caducos en una transición consolidada.

Hoy es un día triste para Navarra y mañana será un día aciago para la razón, pues justificarán lo injustificable, mentirán dónde dijeron Diego y rendirán otra región más al poder del miedo...

Tengan ustedes unas buenas noches,

el pobrecito hablador